MINOTAURO creo que me lo explicaron de otra manera

EN EL LABERINTO

EN EL LABERINTO

Recluido, apartado, excluido en un laberinto. Alejado.
Carga con la ira de Poseidon, quien lo castiga haciendole antropofago y salvaje, por el deseo sexual de su madre por un animal. Castigo que recibe porque el Rey Minos, codicioso, fabula un engaño para quedarse el toro blanco que le entrega Poseidon para sacrificar.
El que muere es el Minotauro.
A manos del bello y fuerte TESEO, que antes de llegar a CRETA habia dado muerte a Perifetes, Sinis, Esciron, Cercion, Procustes, y seguramente a alguno más.
Para salir victorioso del laberinto, si conseguia vencer al Minotauro es ayudado por la inteligencia de Ariadna, hermana de madre del Minotauro.
Muy esquematico y sin heroicidades y sí, Teseo daba muerte a Bandidos!! y el MINOTAURO es una bestia ¿no?

EL SILENCIO DE LAS SIRENAS

-

EL SILENCIO DE LAS SIRENAS de Franz Kafka

Para protegerse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera y se hizo encadenar al mástil de la nave. Aunque todo el mundo sabía que este recurso era ineficaz, muchos navegantes podían haber hecho lo mismo, excepto aquellos que eran atraídos por las sirenas ya desde lejos. El canto de las sirenas lo traspasaba todo, la pasión de los seducidos habría hecho saltar prisiones más fuertes que mástiles y cadenas. Ulises no pensó en eso, si bien quizá alguna vez, algo había llegado a sus oídos. Se confió por completo en aquel puñado de cera y en el manojo de cadenas. Contento con sus pequeñas estratagemas, navegó en pos de las sirenas con alegría inocente.

Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el canto: su silencio. No sucedió en realidad, pero es probable que alguien se hubiera salvado alguna vez de sus cantos, aunque nunca de su silencio. Ningún sentimiento terreno puede equipararse a la vanidad de haberlas vencido mediante las propias fuerzas.

En efecto, las terribles seductoras no cantaron cuando pasó Ulises; tal vez porque creyeron que a aquel enemigo sólo podía herirlo el silencio, tal vez porque el espectáculo de felicidad en el rostro de Ulises, quien sólo pensaba en ceras y cadenas, les hizo olvidar toda canción.

Ulises (para expresarlo de alguna manera) no oyó el silencio. Estaba convencido de que ellas cantaban y que sólo él estaba a salvo. Fugazmente, vio primero las curvas de sus cuellos, la respiración profunda, los ojos llenos de lágrimas, los labios entreabiertos. Creía que todo era parte de la melodía que fluía sorda en torno de él. El espectáculo comenzó a desvanecerse pronto; las sirenas se esfumaron de su horizonte personal, y precisamente cuando se hallaba más próximo, ya no supo más acerca de ellas.

Y ellas, más hermosas que nunca, se estiraban, se contoneaban. Desplegaban sus húmedas cabelleras al viento, abrían sus garras acariciando la roca. Ya no pretendían seducir, tan sólo querían atrapar por un momento más el fulgor de los grandes ojos de Ulises.

Si las sirenas hubieran tenido conciencia, habrían desaparecido aquel día. Pero ellas permanecieron y Ulises escapó.

La tradición añade un comentario a la historia. Se dice que Ulises era tan astuto, tan ladino, que incluso los dioses del destino eran incapaces de penetrar en su fuero interno. Por más que esto sea inconcebible para la mente humana, tal vez Ulises supo del silencio de las sirenas y tan sólo representó tamaña farsa para ellas y para los dioses, en cierta manera a modo de escudo.

SAN PEDRO DE ARLANZA

ABSIDE

ABSIDE

Cuentan que durante la construcción de la nueva iglesia, las obras no avanzaban. Lo que los canteros construían por el día, por la noche el diablo lo derruía y reconstruía la vieja iglesia, con lo que retrasaba considerablemente la obra.

El abad y el maestro de obras llegaron a consultar con un viejo caballero templario, quien les pidió que en el suelo dispusieran las baldosas con forma de tablero, lo que hoy conocemos como las tres en raya y el viejo caballero templario, se sentó a esperar la noche y al diablo.

El reto fue jugar, si ganaba el Diablo se llevaría su alma, si ganaba el caballero, el diablo reconstruiría todo lo derribado y no volvería a aparecer mas.

Dicen que gano el caballero templario y de hecho fue un monasterio importante hasta la desamortización de Mendizabal.

Viéndolo hoy, habría que ver dónde esta el alma del viejo caballero templario.

-

Si quieres conocer más ampliamente la leyenda, la leí en http://www.soriaymas.com/ver.asp?tipo=articulo&id=999

 

PARADOJA DEL GATO

Ecuación de SchrödingerEcuación de Schrödinger.  Teoría que explica que una partícula como un electrón a veces también se puede comportar como una onda. Un electrón puede estar simultáneamente en varios lugares y modifica su comportamiento cuando es observado.

PARADOJA DEL GATO

Plantea pensar en una caja, con un gato en su interior, una botella de gas venenoso y un dispositivo con una partícula radiactiva. Es un 50% probable que la partícula se desintegre, se liberé el veneno y el gato muere.  Pasado el tiempo establecido, la partícula se ha desintegrado o no, por lo que el gato esta muerto o vivo.

En física clásica el gato está vivo o muerto antes de levantar la caja. Según los principios de la mecánica cuántica, el paso de una superposición de estados a uno definido se produce cuando es observado. Hasta no levantar la caja para mirar, el gato está a la vez vivo y muerto.

El gato.... de la calle

El gato…. de la calle

APRENDERAS

CHOPERA (3)

CHOPERA (3)

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tiene influencia sobre nosotros, pero que nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzaras a aprender que no debemos compararnos con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar. Descubrirás que lleva mucho tiempo llegar a ser la persona que quieres ser; y que el tiempo, es corto.

CHOPERA (2)

CHOPERA (2)

Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes; y sería una tragedia si lo creyese, porque le estarás quitando la esperanza.

CHOPERA (1)

CHOPERA (1)

Aprenderás que el tiempo no es algo que puedes volver hacia atrás; por lo tanto debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores.

Fragmentos de “Aprenderás – Carta a un amigo” de William Shakespeare

CIBELES

CIBELES

CIBELES

Cibeles, diosa de la madre tierra, adorada en Anatolia desde el neolítico.
De su carro tiran dos leones, Hipómenes y Atalanta, convertidos en leones por Cibeles al haber tenido relaciones en uno de sus templos.