LOS TORREONES DE PARELLA

20160916_0443a

Se habla de una gran ciudad sumergida en el Golfo de León, de que en las noches de luna llena se puede ver el resplandor de los torreones bajo las aguas. Parella, la ciudad del fondo del mar.

Cerca está la cueva de S’Aigo con una laguna en su interior y gigantescos túneles subterráneos que se adentran en el mar.

NAVETA DES TUDONS

Dicen que a la Naveta le falta una piedra porque en tiempos pasados dos gigantes pretendían a una Dama y la Dama que no se decidía por uno de los dos, dejo que el DESTINO lo hiciera por ella.

Uno construirá una Naveta y otro un pozo que tenga agua, el primero que lo consiga será el A-FORTUNADO que se case con ella.

El de la Naveta llevaba sobre los hombros la última piedra cuando oye: AGUA, HE ENCONTRADO AGUA y fueron sus últimas palabras, la última piedra de la Naveta le fue arrojada por su competidor y le aplastó.

El DES-TINO dejo a la dama sin pretendientes y a la Naveta sin la última piedra.

SAN PEDRO DE ARLANZA

ABSIDE

ABSIDE

Cuentan que durante la construcción de la nueva iglesia, las obras no avanzaban. Lo que los canteros construían por el día, por la noche el diablo lo derruía y reconstruía la vieja iglesia, con lo que retrasaba considerablemente la obra.

El abad y el maestro de obras llegaron a consultar con un viejo caballero templario, quien les pidió que en el suelo dispusieran las baldosas con forma de tablero, lo que hoy conocemos como las tres en raya y el viejo caballero templario, se sentó a esperar la noche y al diablo.

El reto fue jugar, si ganaba el Diablo se llevaría su alma, si ganaba el caballero, el diablo reconstruiría todo lo derribado y no volvería a aparecer mas.

Dicen que gano el caballero templario y de hecho fue un monasterio importante hasta la desamortización de Mendizabal.

Viéndolo hoy, habría que ver dónde esta el alma del viejo caballero templario.

-

Si quieres conocer más ampliamente la leyenda, la leí en http://www.soriaymas.com/ver.asp?tipo=articulo&id=999

 

EL VIEJO ÜLEMISTE

No temas, entra!

No temas, entra!

En el lago de Ülemiste vive un viejo, dicen de él que es un ser semi-legendario, semi-mitológico, que de tanto en tanto se acerca a Tallinn a ver como está, si te lo encuentras y te pregunta:

“¿Esta la ciudad de Tallinn terminada?”

debes responder:

“No, hay mucho que hacer todavía”

Porque si respondieras que la ciudad ya terminó, él dejaría correr el agua del lago Ülemiste hasta que inundará la ciudad de Tallinn.